El Gobierno aceptó un pedido de las provincias patagónicas para ponerle un tope a la suba en las facturas de gas. Por una indicación del presidente Mauricio Macri, ninguna vivienda de Río Negro, Neuquén, Santa Cruz, Chubut, Tierra del Fuego y La Pampa pagará un incremento superior al 400%, según explicaron ayer los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Energía, Juan José Aranguren.

En el caso de los comercios y las Pymes, los incrementos -que alcanzan entre 1.000% a 1.500% en algunos casos- se mantienen, pero el Gobierno ofrece la posibilidad de abonar la mitad ahora y el otro 50% en dos cuotas iguales, pagaderas entre octubre de 2016-marzo de 2017 y octubre de 2017-marzo de 2018.

El Gobierno aceptó poner un tope al aumento del gasEl Gobierno publicará las resoluciones para las modificaciones en las facturas. Quienes ya las hayan pagado, recibirán notas de crédito, según Aranguren.

La decisión de poner un límite del 400% a las provincias con temperatura fría fue para equipararlas con las subas registradas en el resto del país.

A partir de la semana que viene, habrá nuevos encuentros regionales, donde se seguirá abordando este tema.

El Poder Ejecutivo defenderá “su posición en la Justicia” frente a los amparos para evitar las subas en Santa Cruz (conocido el viernes) y Chubut (de ayer). “Todavía no fuimos notificados (de las medidas cautelares). Que se judicialice no va a hacer que haya más gas”, señaló Aranguren.

Alberto Weretilneck, de Río Negro, manifestó reparos en una entrevista posterior. “Con estas tarifas no va a haber temporada de invierno”, indicó en TN. Con respecto al tope del 400% dijo “Imagínese qué familia va a poder pagar un aumento del 400%. Cómo podríamos ir a una paritaria y ofrecer el 30% si a la gente le subió el gas un 400%”, explicó.

Con los ministros, ayer se vieron Mario Das Neves (Chubut); Domingo Peppo (Chaco), Miguel Liftchitz (Santa Fe), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Casas (La Rioja), Carlos Verna (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Uñac (San Juan), Weretilneck (Río Negro), y Omar Gutiérrez (Neuquén). También hubo vicegobernadores, como en el caso de Santa Cruz. Los mandatarios patagónicos son los más preocupados.

La provincia de Santa Fe y varias importantes ciudades bonaerenses (Bahía Blanca, Mar del Plata, Azul, Olavarría, entre otras) se encuentran en una situación especial. En 2014, el Poder Ejecutivo nacional (con el ministro Julio De Vido a cargo del ministerio de Planificación) decidió un aumento. Pero las localidades mencionadas no lo pagaron, porque recurrieron a amparos judiciales y zafaron de la aplicación del incremento. Aranguren dijo que estudia si se las incluye en la misma situación tarifarias que a las patagónicas.

La administración actual sostiene que ninguna corrección de tarifas de gas para hogares supera al 400% con respecto a los valores de 2014. Eso aplica en Santa Fe y las ciudades bonaerenses. Los hogares allí ubicados no pagaron el aumento anterior,pero  el Poder Ejecutivo nacional lo da por válido. Entonces, las facturas que están recibiendo pueden llegar a superar el 500%, porque el Gobierno convalida el cuadro tarifario preexistente, aunque los consumidores no llegaron a pagarlo.

Con excepción de la Patagonia y los lugares que tuvieron amparos en 2014, ningún otro lugar debería estar recibiendo un incremento superior al 400%. El mayor aumento en el conurbano es de 320%, siempre que se trate de iguales niveles de consumo.

Aranguren detalló que el país le está comprando gas a Chile, trayendo todo lo que puede de Bolivia y que no tiene más capacidad para procesar GNL en las terminales de Escobar y Bahía Blanca.

El ministro entiende que la única manera de recuperar el autoabastecimiento energético es con mayor producción local. Y eso solo se logrará si los precios son más atractivos para los productores de gas. Ayer, en el Boletín Oficial se publicó el decreto por el que se paga una deuda del Estado nacional con las empresas productoras. Fue por el programa “Plan Gas”, que el kirchnerismo no abonó en 2015. El Gobierno las compensó con bonos de la deuda pública Bonar 2020 equivalentes a $ 16.889 millones.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn