La Cámara de Diputados aprobó durante la madrugada de este jueves la reforma de la ley que reduce las comisiones que cobran las tarjetas de crédito y débito a los comercios por cada compra.

Los diputados dieron media sanción con 134 votos a favor, 34 en contra y 5 abstenciones a una iniciativa que modificó su estructura y es diferente a la que tenía media sanción del Senado, pese a las advertencias de varios legisladores acerca de un posible conflicto con esa cámara, lo cual podría paralizar el tratamiento definitivo de la ley.

El proyecto impulsado por los diputados Eduardo Amadeo y Daniel Lipoveztky (Unión PRO) planteaba reducir del 3 al 2 por ciento el arancel que cobran las tarjetas de crédito a las transacciones, y del 1.5 al 1 por ciento por las operaciones realizadas con tarjeta de crédito.

Sin embargo, tras el reclamo de las asociaciones de bancos, el oficialismo aceptó introducir un criterio de gradualidad en el caso de los comercios medianos y grandes, de manera tal que en 2017 el arancel que cobran las tarjetas de crédito a estos comercios sea del 2,6 por ciento, y del 1,3 por compras con débito.

Es decir, a partir del 1 de Enero de 2018, la comisión será de 2,3 por ciento para crédito y 1,15 para débito; mientras que a partir de 2019 serán del 2 y 1 por ciento, respectivamente.

En cambio, a las pequeñas empresas que facturan menos de 55 millones de pesos anualmente se les cobrará directamente, a partir del próximo 31 de diciembre, la comisión del 2 por ciento para compras con crédito y del 1 por ciento con débito.

La norma consensuada con la CAME mejora los términos para los comercios en lo correspondiente a las comisiones, pero la bancada kirchnerista alertó que podría perjudicar a los consumidores.

Fuente: infobae.com

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Noticias Relacionadas: