Allanaron la casa de la familia Nisman y un banco por una cuenta

Canicoba Corral investiga un supuesto lavado de activos vía EE.UU.; extendió el operativo a Lagomarsino.

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral allanó ayer los departamentos de la madre y la hermana de Alberto Nisman, y dos oficinas del Bank of America Merrill Lynch, en el marco de la causa en que investiga un supuesto lavado de dinero a través de una cuenta bancaria que la familia Nisman tenía en los Estados Unidos.

Allanaron la casa de la familia Nisman y un banco por una cuentaDe esa cuenta eran cotitulares Sara Gafunkel y Sandra Nisman (madre y hermana del fiscal) y Diego Lagomarsino, el hombre que trabajaba para Alberto Nisman y es dueño del arma con la que apareció muerto. Canicoba Corral también había ordenado que se allanara su casa, pero por un defecto formal en la orden el operativo en lo de Lagomarsino se suspendió.

Los que sí se hicieron fueron cuatro: dos en Bank of America Merrill Lynch (uno en la calle Bouchard y otro en el pasaje Della Paolera); el del domicilio de Garfunkel, en la calle Roosevelt, y el último en lo de su hija, en la calle Maure. Según informaron fuentes de la investigación, el resultado de todos fue “negativo”. Según los investigadores, el juez pretendía encontrar documentos o datos vinculados a esta cuenta.

Quien hizo público que esa cuenta existía fue la ex mujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado, en una ampliación de su declaración testimonial ante la fiscal Viviana Fein, que tiene a su cargo la investigación por la muerte. Como consecuencia de ese testimonio, se abrió esta nueva causa, donde el fiscal Juan Pedro Zoni imputó a Lagomarsino, Garfunkel y Sandra Nisman.

Cuando declaró ante Fein, Arroyo Salgado relató que su ex cuñada la había llamado para contarle de la cuenta. Después, Lagomarsino declaró y entregó los papeles de la apertura que él firmó. Tanto Lagomarsino como Garfunkel y Sandra Nisman dijeron haber firmado los documentos para ser cotitulares a pedido de Alberto Nisman. Según ellos, era él quien tomaba las decisiones. Los tres dijeron no saber si quiera cuánto dinero tenía.

Los allanamientos en las oficinas del banco fueron más fáciles. En lo de Garfunkel y su hija el problema fue que ellas no estaban y los agentes de la Policía Federal a cargo del operativo estaban a punto de entrar con un cerrajero cuando, finalmente, Sandra Nisman llegó a su casa, les abrió y le avisó a su madre para que hiciera lo mismo.

En el Merrill Lynch los enviados de Canicoba Corral revisaron computadoras, pero en las que vieron no encontraron datos sobre cuentas de personas físicas.

El pedido para que se hicieran estos allanamientos fue del fiscal del caso, Zoni, designado el año pasado por la procuradora Alejandra Gils Carbó para cubrir una de las fiscalías vacantes de Comodoro Py.

Anoche, el abogado de Lagomarsino, Maximiliano Rusconi, reaccionó indignado contra el allanamiento dispuesto en la casa de su defendido. “Es una medida desproporcionada. Lagomarsino era la última persona que debía ser allanada. Él fue quien aportó toda la documentación que hay en la causa, de manera voluntaria. Es otro allanamiento innecesario”, afirmó (Lagomarsino ya había sido allanado a pedido de Arroyo en el caso por la muerte de Nisman). Según Rusconi, su defendido siempre colaboró. “Comportamiento que no han tenido las otras partes, como la madre y la hermana. Las que vacían las cajas de seguridad son otras partes, no Lagomarsino”, dijo.

Además de los allanamientos, en la causa por la cuenta se ordenaron otras medidas. Por ejemplo, pedidos de informes a la Comisión Nacional de Valores y a la Inspección General de Justicia (IGJ) para investigar los movimientos patrimoniales de los investigados, informaron fuentes de la Procuración. También, exhortos a los Estados Unidos y a Uruguay, donde Nisman tendría una propiedad que hasta ahora no fue ubicada.

Fuente: lanacion.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn