La presidente Cristina de Kirchner participará por primera vez en su gestión del Tedeum en la Catedral Metropolitana, con motivo del nuevo aniversario de la Revolución de Mayo, y por la tarde será la única oradora del acto oficialista en Plaza de Mayo.

La mandataria no concurre a la Catedral de la Ciudad de Buenos Aires desde 2006, cuando acompañó como primera dama y senadora nacional al entonces presidente, Néstor Kirchner, al Tedeum por el 25 de mayo. Esa fue la última visita de un jefe de Estado a ese recinto.

Este domingo está previsto que la Presidenta se traslade al mediodía desde la Casa Rosada a la Catedral junto a todos los ministros del Gabinete, para asistir a la ceremonia que oficiará el arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli.

Además, se cruzará allí con el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien todos los años asiste a la Catedral para la conmemoración de la Revolución de Mayo de 1810.

La atención estará puesta en la homilía que pronunciará Poli, quien encabezará la ceremonia por primera vez desde que su antecesor, Jorge Bergoglio, fue nombrado Papa en 2013 y lo designó a él como arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de la Argentina.

La noticia del regreso del Tedeum a la Catedral Metropolitana se conoció en febrero último y constituye un reflejo de la nueva relación entre el Gobierno y la Iglesia, inaugurada desde la llegada de Bergoglio a la cúpula de la Santa Sede.

El kirchnerismo cortó con la tradición de celebrar el Tedeum en la Catedral luego de que en 2006 el entonces cardenal Jorge Bergoglio pronunciara una dura homilía contra la clase política en presencia de Kirchner y de la entonces primera dama.

A partir de 2007, el matrimonio Kirchner decidió llevar la celebración a distintos puntos del país y no regresó a la Catedral.

El año pasado, la Presidenta decidió mantener la realización del Tedeum fuera de la Catedral Metropolitana, por lo que se llevó a cabo en la ciudad de Luján, pero para ese entonces ya le había comunicado a monseñor Poli que en 2014 la ceremonia volvería a la Catedral, aunque la noticia se conoció en febrero.

Luego del oficio religioso, la jefa de Estado regresará a la residencia de Olivos y por la tarde volverá a la Casa Rosada para participar del acto organizado por el Gobierno en la Plaza de Mayo, que la tendrá como única oradora.

Se espera que la mandataria pronuncie su discurso a las 18:30 y luego dé paso a las presentaciones de un nutrido grupo de artistas.

Fuente: ambito.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn