Tras un caluroso encuentro con los empleados de la ONU, el Papa Francisco se disponía hoy a pronunciar un severo, extenso y profundo discurso ante los líderes mundiales reunidos en la Asamblea General, en momentos en que las Naciones Unidas cumplen 70 años.

El papa fue conducido al recinto en un pequeño vehículo que recorría los pasillo de la ONU, mientras un coro de niños cantaba. En esos mismos pasillos de agolpaban una marea de personas que filmaban, sacaban fotos, y hasta los policías hacían su saludo. La gente gritaba emocionada como si se tratara de una estrella de rock.

El Papa llega a la ONU para hablar a los líderes del mundoEl discurso de hoy es considerado uno de los eventos políticos y diplomáticos más importantes del año, en momentos en que el mundo atraviesa innumerables conflictos.

Tras reunirse con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, el papa comenzó agradeciendo a todos los que trabajan en la ONU, desde quienes limpian hasta los diplomáticos. “Hay que trabajar por la paz”, exhortó.

El Papa alabó y agradeció su tarea “silenciosa”. Pero les preguntó a cada uno cuál es su capacidad de cuidarse unos a otros. “Sean unidos unos con otros, respétense unos a otros, como una familia que vive en armonía, que vive en paz, y que camina por la justicia y por el espíritu de la justicia”, les dijo.

“Que Dios los bendiga. Recen por mí”, les pidió.

Tras su discurso, el Papa se dirigirá al Ground Zero, donde ocurrió el atentado contra las Torres Gemelas. Se espera que allí oficie una misa el Museo del 11-S.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn