El vicepresidente insistió en que no lo conoce; “Nunca me reuní con él, no lo vi nunca; yo solo alquilé un departamento a Fabián Carosso Donatiello”, afirmó.

El vicepresidente Amado Boudou rompió esta mañana el silencio sobre los detalles de la causa que lo investiga por supuestas negociaciones impropias para tomar el control de la imprenta de billetes Ciccone y reiteró que no conoce ni tuvo contacto “nunca” con Alejandro Vandenbroele, directivo de The Old Found, la compañía que tomó la conducción de la fabricante de papel moneda.

“Yo no lo conozco, no lo vi nunca, nunca me reuní con él”, afirmó Boudou sobre Vandenbroele, a quien se lo investiga por ser presunto testaferro del vicepresidente.

Además, Boudou insistió con su teoría de que Vandenbroele ocupaba su departamento en Puerto Madero porque se lo habría cedido Fabián Carosso Donatiello, a quien sí conocía.

En una entrevista con radio Continental , Boudou afirmó que “no existe el video con Alejandro Vandenroele y así quedó demostrado con una pericia”.

El video al que hizo referencia el vicepresidente es el de un supuesto almuerzo con Vandenbroele en el coqueto restaurante del Palacio Duhau, sobre la avenida Alvear, a principios de 2012, que nunca se pudo comprobar que haya existido. De hecho, el vicepresidente destaca que se realizó una pericia que desestimó esas versiones.

El vicepresidente destacó que la declaración de Laura Muñoz, ex esposa de Alejandro Vandenbroele -que fue la primera que habló de un supuesto vínculo entre ambos- “la leí varias veces; ella no dijo lo del testaferro y lo de Ciccone se enteró por Clarín”. “Obviamente que entre ellos (por Muñoz y el ejecutivo de Vandenbroele) había un matrimonio donde había peleas”, aseguró. “Yo a Vanderbroele no lo conozco, no hablé nunca con él. Yo le alquilé un departamento a Carosso Donatiello, de conocimiento de Vanderbroele”, indicó.

Vandenbroele y Carosso Donatiello -un abogado que vive en España- son solo dos de los protagonistas de la causa Ciccone, entre una amplia lista de personajes de diverso origen que quedaron salpicados, que van desde José María Núñez Carmona, el socio del vice; al banquero Jorge Brito; el ex banquero y actual empresario de medios Raúl Moneta; Miguel Castellano, de London Supply; Martín Cortés, de Solphone. Además, en la causa tienen un rol clave los integrantes de la familia Ciccone -fundadora de la imprenta- que acusa al vicepresidente de liderar una embestida oficial para quedarse con el control de la fábrica de billetes.

Fuente: lanacion.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn