La fiscal que investiga la muerte de Alberto Nisman advirtió que no puede garantizar que la escena del hecho haya sido debidamente preservada, ya que no sabe qué ocurrió allí entre que fue hallado el cuerpo y el momento de su llegada a la torre Le Parc.

En una entrevista concedida en simultáneo a algunos diarios de alcance nacional y publicada hoy, Fein se refirió a algunas cuestiones del curso de la investigación sobre la muerte del fiscal federal a cargo de la causa del atentado a la AMIA, quien fue hallado sin vida con un tiro en la cabeza el 18 de enero pasado en el baño de su departamento de Puerto Madero.

La fiscal Fein admitió que aún no se descarta "ninguna hipótesis"Ante la consulta de si tenía alguna hipótesis concreta en la que estuviera trabajando, la titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°45 respondió que “concreta, ninguna”, y añadió: “La muerte de Nisman es un gran interrogante para todos, no solo para mí”.

“Lo digo en cualquier caso de pérdidas de vida humana, sea quien sea la persona. Lo único importante que quiero junto al grupo humano que me rodea es poder llegar a la verdad si las pruebas me lo permiten, las partes me lo permiten y la gente que se presente y pueda ayudar con pruebas también lo permite. En dieciséis años nunca nos ha quedado una causa (que recuerde) de muerte dudosa sin haber tenido una conclusión fundada y cierta”, completó.

También señaló que “hoy no puedo descartar ninguna hipótesis porque no tengo todavía la producción de varias medidas que van a llevarse a cabo, más otras tantas que pueda disponer, que me permitan determinar de acuerdo a mi saber y entender qué fue lo que sucedió”.

Sobre si hay alguna hipótesis que encuentre hoy más solida que otra, contestó: “No lo sé, no puedo y no debo decir eso”.

También admitió que “nunca” le tocó investigar un suicidio inducido, que es una de las tres hipótesis en torno a la muerte de Nisman, y afirmó que “es difícil demostrar” ese delito ya que se necesitan “pruebas puntuales” como “amenazas familiares o de la vida privada”.

“Con lo que hay hoy en la causa me parece prematuro decir si fue o no un homicidio. Tengo mucho por delante. Estoy esperando que se abran los teléfonos, las computadoras, que se analicen las imágenes de las cámaras del edificio. Hoy no sé quién entró y salió de Le Parc. Con las medidas periciales que tengo pendientes, hoy es prematuro decir si lo mataron, se suicidó o lo indujeron”, señaló Fein en el reportaje que publican hoy Página/12 y La Nación.

Sobre una posible autopsia psicológica de Nisman, indicó que “las partes al menos por ahora no la pidieron, habrá que ver”.

En tanto, sobre las críticas expresadas por la ex esposa del fallecido fiscal y querellante en la causa, la jueza Sandra Arroyo Salgado, Fein contestó que “las partes tienen todos los elementos procesales a su alcance para poder hacer las observaciones que correspondan”.

Ante la pregunta de si podía garantizar que estuvo preservada la escena de la muerte, indicó: “No puedo garantizar lo que sucedió dentro del departamento antes de mi llegada. Desde las 22.30, cuando ingresan la madre del doctor Nisman, con el custodio y una amiga de ella, y luego un médico de Swiss Medical, hasta la 1.20, desconozco lo que sucedió. Fueron tres horas que yo no estuve presente en el lugar. No puedo asegurar que la escena fuera la misma”.

En ese marco y consultada sobre por qué tardó tres horas en llegar al departamento de Nisman, explicó que el secretario de su Fiscalía Bernardo Chirichella fue “notificado por Prefectura en forma telefónica acerca del hecho acaecido a la 0.15 del 19 de enero” y que ella tomó conocimiento a través del funcionario “a la 0.20”, y agregó que “Chirichella impartió a quien lo anotició del hecho que hasta tanto no hablaran conmigo no se actuara de modo alguno”.

Sobre por qué había prefectos y otras personas en la vivienda, aseveró: “No fueron directivas mías. Mi secretario, que vive en Olivos, me pasó a buscar y llegamos a la una al lugar. Ya antes había llegado el juez subrogante y el secretario. Con ellos subimos al piso 13 y con personal policial específico. Determiné entonces, previo a cualquier medida, cómo haríamos el ingreso”.

Finalmente y ante la pregunta de cuándo lo vio en la torre al secretario de Seguridad, Sergio Berni, quien hoy declarará como testigo en la causa, la fiscal respondió: “Lo vi, pero no puedo afirmar si subió con personal policial en ese momento o si ya se encontraba desde antes en el lugar”.

Fuente: telam.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn