A uno lo mandarán un año a la Estación Internacional, mientras su hermano queda en tierra. Luego los compararán para estudiar los cambios que el espacio produce en el cuerpo, con miras a una misión tripulada a Marte.

¿Qué nos pueden decir dos astronautas gemelos sobre el espacio? Lo vamos a averiguar, se lee en la cuenta de Twitter de la Estación Espacial Internacional (ISS). En una misión única, los ingenieros, pilotos de la Marina de Estados Unidos, astronautas y gemelos Mark y Scott Kelly ayudarán a la NASA a estudiar los efectos de los vuelos espaciales en el organismo humano con el objetivo de aportar a la humanidad nuevos datos para llegar al planeta Marte.

Los mellizos Kelly tienen 51 años. Scott será una de las figuras centrales de la misión, quien el 27 de marzo partirá desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajstán) y vivirá 12 meses en la ISS, mientras su hermano Mark permanecerá en la tierra como objtivo ideal de comparación. “Viajando Kazajstán a ver a mi hermano lanzándose al espacio. #YearInSpace”, escribió en Twitter Mark.

Con su herencia genética prácticamente idéntica, Scott y Mark ofrecen a la NASA una oportunidad única porque entre ellos existen muchísimas menos variables que entre dos hombres comunes. “Podemos estudiar dos individuos que tienen la misma genética, pero se encuentran en diferentes entornos en un año”, aseguró Craig Kundrot, director científico del Programa de Investigación en Seres Humanos de la NASA.

Los mellizos Mark y Scott Kelly

Los estudios se centrarán en cuatro áreas: la fisiología humana, la salud del comportamiento, la microbiología y estudios moleculares. ¿Envejecerá el ADN de Scott más que el de su hermano? ¿Habrá más modificaciones peligrosas que puedan derivar en cáncer? Estas son algunas de las preguntas que se hacen los investigadores, y que esperan responder después de esta misión.

Además de los análisis generales, hay previstas algunas pruebas especiales, diseñadas exactamente para los hermanos. Se apunta sobre todo a las cargas a las que está expuesto el cuerpo humano en los viajes al espacio como, por ejemplo, dosis más elevadas de radiación cósmica, atrofia muscular y ósea, y un sistema inmunológico debilitado. También pueden desarrollar problemas en los ojos.

Otro aspecto que los científicos tendrán en cuenta es cómo la diferente alimentación y los posibles factores de estrés influyen en las bacterias del tracto intestinal. También será comparado el efecto de una vacuna sobre el sistema inmunológico de los mellizos y las consecuencias de una mayor presión intracraneal sobre el cerebro y sobre la vista.

Para Scott, que viajará junto a los astronautas rusos Mikhail Kornienko y Gennady Padalka, será la cuarta excursión al espacio, aunque ninguna de las tres anteriores duró más de seis meses. Su hermano, ya retirado del cuerpo de astronautas de la NASA, cumplió cuatro misiones en el espacio.

Scott y sus colegas rusos Mikhail Kornienko y Gennady Padalka. (NASA)

El récord de permanencia en el espacio es del médico ruso Valeri Poliakov, quien vivió casi 15 meses en la estación espacial Mir durante la década de los 90. Estuvo 437 días desde enero de 1994 y los científicos de su país investigaron los efectos de una larga estancia en el espacio.

Fuente: Clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn