El increíble rumor ya lleva 45 años, ¡todo un récord! Desde que un hombre llamado Tom llamó a una radio de Detroit en octubre de 1969 afirmando que Paul McCartney había muerto en un accidente de autos en 1966 y que su lugar en la emblemática banda The Beatles había sido ocupado por un doble, se generó el mito (y la eterna duda) sobre el deceso del músico.

El nuevo “dato” es una versión que se filtró desde sitios de dudosa procedencia y que indica que Wikileaks (?) publicará de forma inminente el supuesto certificado de defunción de Paul. El documento tendría la firma del notario Edward Wallance y del jefe de policía de la época, Jills Templeto. Según esta información, digna de una buena cinta de ciencia ficción, McCartney habría fallecido en 1966 cuando un camión lo arrolló en el cruce de las calles Abbey Road y Belsize Road.

¿Paul McCartney murió en 1966? Las desopilantes "evidencias" que reavivan el mito

No es la primera vez que surgen teorías que apoyan esta creencia popular que regó varias generaciones e, incluso, se mencionó a un hombre llamado William Campbell como el supuesto reemplazo de Paul en la banda. Se trataría de alguien que había ido a un concurso de dobles del músico antes de su supuesta muerte y que luego fue convocado para tomar su lugar.

Las “evidencias” sobre el mito

La forense italiana Gabriella Carlesi llevó a cabo un análisis computarizado a través del cual analizó las fotos de Paul y “Faul”, como llaman aquellos que creen esta teoría a quien sería el falso McCartney, y tituló su estudio “¿Quién es ese Beatle?”.

Entre las diferencias físicas encontradas se destacan un 6% de desproporción en cráneo y mandíbula; la aparición de una mancha en el extremo del ojo izquierdo de “Faul” y cambios en el tamaño de la nariz. Una más: el “falso” Paul tendría colocadas prótesis de orejas y una imagen develaría el látex adherido.

¿Otros datos? En 1962, Paul se habría convertido en padre de una niña con una camarera alemana, a la que habría mantenido económicamente hasta 1967 (tras el supuesto accidente) y cuando la cuestión llegó a la Justicia un análisis de ADN dio negativo.

Además, persisten las clásicas versiones que aseguran que las tapas de los discos Sgt. Pepeer’s Lonely Heart Club Band (en la que Paul aparece con un brazalete que dice OPD, que podría significar “Officially Pronunced Dead”, que en castellano significa “Oficialmente Declarado Muerto”) y de Abbey Road representan el funeral del músico. En esta última portada, John Lennon vestido de blanco sería el predicador; Ringo Starr, de negro, representaría a un empleado de la empresa fúnebre y George Harrison sería el enterrador… mientras que Paul es el único que camina descalzo y con los ojos cerrados. ¡Locura total! ¿Vos qué pensas?

Fuente: Ciudad.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn