La postal del bunker del Frente para la Victoria, en el Luna Park, lo decía todo: las caras largas, el llanto y los abrazos de consuelo, hablaban de la derrota.

Pero los números fríos, el 36,85% obtenido por Daniel Scioli, seguido muy de cerca por el candidato opositor, Mauricio Macri, con 34,34%, dan cuenta de la peor elección del peronismo desde 1983.

La peor elección del peronismo en toda su historiaEl justicialismo ganó con amplitud en 1946 y 1952, y repitió en 1973, en marzo de ese año con Héctor Cámpora y en septiembre con la fórmula Perón-Perón.

El fin de la dictadura y el retorno a la democracia entusiasmaba al país, que se volcaba masivamente al acto electoral. Un 85,61% de participación tuvo aquella elección presidencial del 83, algo así como 15.350.186 votantes.

El desafortunado cierre de campaña de Ítalo Argentino Luder, que incluyo la quema de un cajón con la insignia radical, le restó votos al candidato del PJ, que sacó un 40,16% (5.995.402). Triunfaba Raúl Ricardo Alfonsín con 51,75% (7.724.559 votos).

Para 1989, el gobierno radical, apremiado por la hiperinflación, los sucesivos paros generales de la CGT y los levantamientos carapintadas, se juega la sucesión de Alfonsín. Pero el candidato del Frente Justicialista de Unidad Popular, Carlos Menem, triunfa con el 47,49% (7.953.301 votos), ante el radical Eduardo Angeloz, que saca un 36,79% (6.161.494 votos).

Seis años después, convertibilidad de por medio y con una reforma de la Constitución Nacional, Menem se presenta para ser reelecto y obtiene un aplastante triunfo. El presidente y candidato del PJ-UCedé obtiene el 49,94% (8.687.319 votos), ante el hombre del Frepaso, José Octavio Bordón, que saca el 29,30% (5.095.929 votos).

Para las presidenciales de 1999, la oposición, encabezada por la UCR y el Frepaso, se agrupa en la Alianza para el Trabajo, la Justicia y la Educación. Y Fernando De la Rúa triunfa con el 48,37% (9.167.261 votos), ante el candidato del PJ, Eduardo Duhalde, que saca el 38,27% (7.253.909 votos).

La crisis de 2001 expulsa a De la Rúa del Gobierno y se hacen cargo del Ejecutivo sucesivamente: el presidente de la cámara de Senadores, Ramón Puerta; Adolfo Rodríguez Saá; y el titular de Diputados, Eduardo Camaño; quien finalmente convocará a una Asamblea Legislativa de la que resultará nombrado presidente Duhalde.

Pero la Masacre de Avellaneda, en junio de 2002, en la cual mueren Maximiliano Kosteki y Darío Santillán a manos de un operativo policial, sella el destino del gobierno duhaldista, que adelanta los comicios para el 27 de abril de 2003.

La crisis de representatividad de la clase política también se ve reflejada en la falta de consenso dentro del justicialismo en torno a una candidatura, por eso el PJ va con tres candidatos. La Alianza Frente por la Lealtad, de Menem, triunfa con un 24,45% (4.740.907 votos); el segundo lugar lo obtiene la fórmula del Frente para la Victoria, de Néstor Kirchner y Daniel Scioli, con el 22,24% (4.312.517 votos); y el cuarto lugar es para Frente Movimiento Popular Unión y Libertad, de Rodríguez Saá, que saca el 16,37% (3.137.475 votos). Finalmente, Menem decidirá no ir al balotaje y el hombre del FpV llega a la Rosada.

Para 2007, el presidente Kirchner pone en manos de su esposa, Cristina Fernández, la sucesión del sillón de Rivadavia. El FpV esta vez obtiene un porcentaje de 45,29% (8.651.066 votos), sobre Elisa Carrió que saca un 23,04% (4.401.981 votos).

Cuatro años después, Cristina Fernández de Kirchner es reelecta con un aplastante 54,12% (11.865.055 votos), seguido de muy lejos por Hermes Binner, Ricardo Alfonsín, Alberto Rodríguez Saá y Duhalde.

Ayer, el candidato del FpV, Scioli, obtuvo un  36,35%, ubicándose apenas dos puntos sobre el opositor del frente Cambiemos, Mauricio Macri, quien sacó un 34,78%. Abriendo un escenario de balotaje, por primera vez en la historia electoral de nuestro país.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn