Tramos de las rutas 8 y 9, en la provincia de Buenos Aires y el sur de Santa Fe, permanecen cortados por el fuerte temporal de viento y lluvia de las últimas horas, informaron fuentes viales. Hay más de 300 evacuados en las localidades de Arrecifes y Pergamino y dos desaparecidos por un auto que cayó a un arroyo en Ramallo. Las malas condiciones climáticas también afectaron a la provincia de Córdoba.

En la ruta nacional 8, en el kilómetro 235, a la altura de la localidad bonaerense de Pergamino, el corte afecta media calzada, por lo que se debe avanzar por una sola mano. En la autopista Buenos Aires – Rosario (ruta nacional 9) en el kilómetro 231, a la altura de San Nicolás, y kilómetro 208, en Ramallo, hacia Capital Federal, el corte es total de esa mano. Mientras que en sentido Rosario, por el momento se encuentra habilitado el tránsito vehicular. En la localidad de Ramallo, un auto cayó a un arroyo y sus dos ocupantes están desaparecidos. 

En las regiones centro y sur de la provincia de Santa Fe se presentan lluvias intensas que dificultan la normal circulación y en algunos casos se registran cortes de rutas por abundante agua sobre la carpeta asfáltica. 

Defensa Civil de la provincia confirmó 100 evacuados en las localidad de Alvarez y 20 en Pérez, cerca de Rosario, y otros tantos en María Teresa, cerca de Venado Tuerto. En la ciudad de Rosario hay cortes de luz por problemas en media tensión y se espera que la EPE restablezca el servicio hacia la tarde.

En la ruta santafesina 18 el corte es total al tránsito, desde ruta 18 y hasta ruta A012 y de ruta 18 hasta ruta provincial 90, a la altura de Santa Teresa, personal de la policía de seguridad vial realizaba los desvíos correspondientes por caminos alternativos.

Siguiendo en la región, sobre la ruta provincial 14, a la altura de A012, y en la zona de Bigand, el tránsito se encuentra cortado por abundante agua sobre la traza. En la ruta nacional 33, altura Casilda, el tránsito se encuentra totalmente interrumpido entre Pujato y la ruta A012, siendo desviado por calles de la ciudad de Casilda.

“Hay 115 evacuados por las inundaciones”, informó a TN el principal de bomberos de Arrecifes, Javier Zungri. “Paró de llover, pero en cualquier momento tenemos otra tormenta. Colón y Pergamino son los más complicados. Ahora estamos en 7,70 metros de crecida. El récord máximo, en 1995, estuvo en 8,60 metros”, detalló.

En Pergamino hay unos 200 evacuados y cortes de luz en distintas zonas de la ciudad por el desborde del arroyo. Hernán Ferreyra, bombero de esa ciudad, confirmó a Crónica TV que hay 200 evacuados pertenecientes a los barrios Jorge Newbery, José Hernández y Belgrano.

“El arroyo desbordó y se está trabajando intensamente en los barrios, donde hay evacuados. Ahora hay una lluvia tenue, pero estamos esperando más agua que viene de los campos”, describió el bombero. Asimismo, manifestó que necesitan donaciones, como colchones y elementos de higiene, entre ellos lavandina. También comentó que una situación similar, aunque con menos evacuados, se registra en la localidad bonaerense de Colón, casi en la frontera con Santa Fe.

En la provincia de Córdoba, en tanto, se registraron cerca de un centenar de evacuados, además de la caída de árboles y anegamiento de calles. Una de las localidades más afectadas fue Jovita, distante unos 408 kilómetros al sur de la capital, donde unas 80 personas debieron ser evacuadas a raíz de los 175 milímetros que se precipitaron durante la madrugada y la tarde de ayer. En la localidad de La Cumbre, distante unos 78 kilómetros al noroeste de la ciudad de Córdoba, tres familias debieron ser evacuadas a raíz del temporal de agua y viento que provocó la caída de cerca de un centenar de árboles.

Ante las inclemencias del tiempo y para evitar siniestros viales, Vialidad Nacional recomienda a los conductores:

– Circular con extrema precaución y con las luces bajas encendidas.

– Evitar realizar maniobras de adelantamiento si no es imprescindible.

– Aumentar la distancia de seguridad entre un vehículo y otro.

– No atravesar los charcos de agua a alta velocidad y sujetar el volante con fuerza.

– Reduzca la velocidad considerablemente, ya que la presencia de agua  sobre la calzada disminuye la adherencia de los neumáticos al asfalto, lo cual aumenta las distancias de frenado de los vehículos.

– Mantenga siempre los neumáticos en buen estado (presión correcta y el dibujo adecuado).

– Compruebe con frecuencia durante la marcha si los frenos responden.

– Frene con suavidad, progresivamente y no de manera brusca.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

HACKED BY SudoX — HACK A NICE DAY.

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn