Microsoft suma a LG, Lenovo y ZTE; además, la próxima versión contará con los chats de BlackBerry y Facebook Messenger.

El Android de Google domina el Congreso Mundial de Móviles, aunque se muestren nuevos competidores (Firefox, Jolla o la plataforma X de Nokia) y a pesar de que, ausente, Apple esté presente.

Esto no detuvo a Microsoft de hacer una conferencia de prensa en esta ciudad para contar las novedades que tendrá Windows Phone, la tercera plataforma de móviles en popularidad después de Android y de iOS.

La actualización 8.1 para Windows Phone llegará, según Joe Belfiore, el ejecutivo a cargo del desarrollo del sistema operativo, en algún momento de nuestro otoño; en abril se realizará la conferencia anual para desarrolladores de Microsoft, así que será una buena oportunidad (o tendremos más detalles concretos).

En el área de software, el desembarco de dos mensajeros, el BlackBerry Messenger y el Facebook Messenger, esperados para los próximos meses, aunque sin fechas concretas. También sumará herramientas corporativas, con el soporte para conexiones Wi-Fi encriptadas, mejor administración de políticas de seguridad y control remoto de los dispositivos.

Desde el lado del hardware, llega el soporte para teléfonos con doble SIM (ausentes, claro, de la Argentina), para modelos sin botones físicos, y se suma la posibilidad de instalar aplicaciones en la tarjeta de memoria, ahora que el requerimiento mínimo para un teléfono con Windows Phone será de 512 MB de RAM y 4 GB de memoria interna.

Ingresan jugadores globales como LG, Lenovo y ZTE a la plataforma, además de Foxconn (que hace equipos para terceros) o fabricantes asiáticos más pequeños como Gionee, JSR, Karbonn, Lava y Longcheer, que se suman a Nokia (con el 90% de las ventas de equipos con Windows Phone), Samsung, HTC y Huawei.

Igualmente importante es la adición de nuevos procesadores soportados (Qualcomm Snapdragon 200 y 400) para permitir una mayor variedad de dispositivos y precios y facilitar la construcción de los equipos y, como dice Belfiore, usar un mismo hardware en un teléfono que tenga una versión para Android y otra para Windows Phone.

La plataforma fue la que más creció en el último año, en términos porcentuales (casi duplicó ventas entre 2012 y 2013) pero parte de una base relativamente modesta, comparada con Android o iOS.

Sumar más jugadores sirve para extender el alcance del ecosistema Windows Phone, aunque no está claro qué tan interesados estarán los fabricantes en competir contra la propia Microsoft una vez que se concrete la compra de la división de celulares de Nokia.

Fuente: lanacion.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn