En la proclama leída sobre el puente San Martín calificaron de “ecocidas” a los gobiernos que permiten el funcionamiento de la pastera.

Los vecinos de Gualeguaychú volvieron a marchar este domingo al puente internacional General San Martín para protestar, como lo hacen todos los años, contra la contaminación de la pastera UPM-Botnia, instalada en la margen oriental del río Uruguay.

Pasadas las tres de la tarde, luego de cantar los himnos nacionales de Argentina y de Uruguay, el locutor Luis Recalde leyó sobre el puente la proclama que días antes elaboraron los asambleístas de Gualeguaychú.

En el texto, los asambleístas expresaron su firme convicción de oponerse a Botnia UPM “por el alto grado de contaminación que produce”, y denunciaron que la región sufre “el mayor ecocidio”, y dispararon que “el llamado progresismo” en Argentina y Uruguay “es el gendarme de las empresas contaminantes”.

“Más de once años de reclamos, más de una década perdida en materia de medio ambiente, la planta debiera haberse marchado, y sin embargo sigue acá contaminando nuestro aire, nuestro río, nuestra tierra”, expresaron en el texto. “De nada sirvió la declaración de ‘causa nacional’ y el fallo de la corte de La Haya en cuanto al control y actitud que debía asumir el gobierno uruguayo”, agregaron.

“El neocapitalismo de los años noventa apenas se atrevió a prometer la presencia de empresas como Botnia-UPM, pero este llamado progresismo de los gobiernos actuales fue más lejos y ejecutó lo que era una promesa, y hoy se ha convertido en gendarme de las empresas contaminantes, apuntando los fusiles contra su propio pueblo. La criminalización de las protestas es un claro ejemplo de ello”, remarcaron la proclama.

“Tal vez tengamos que marchar durante 30 años como nuestras Madres de Plaza de Mayo, para ser escuchados”, reflexionaron los asambleístas.

“Nos preguntamos cuántos incidentes harán falta para que reconozcan nuestro argumento”, expresaron los asambleístas, recordando el episodio de olor que vivió Gualeguaychú el 28 de febrero de este año, y repudiando la respuesta que siempre reciben de parte de la Dirección de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Gualeguaychú: que “hasta el momento no se ha recibido información sobre el contenido de las bolsitas de muestreo”.

“¿Por qué se le niega esta información a los ciudadanos? No es un derecho humano fundamental? Así como por un lado se llevó a la justicia a los genocidas, se les da amparo a los ecocidas, los gobiernos son promotores del ecocidio por proteger a Botnia y por permitir otros emprendimientos contaminantes”, sentenciaron.

Por otro lado, a través de la proclama la Asamblea de Gualeguaychú se encargó de “recordar que Botnia UPM sigue contaminando, que el río Uruguay no resiste más, que el aire que respiramos está contaminado con las emisiones gaseosas de Botnia UPM y nadie hace anda para evitarlo”.

Finalmente, pidieron “al intendente, senadores, diputados, jueces, gobernador, y a la propia Presidenta de la nación, que tengan memoria, no se olviden de Gualeguaychú ni de la causa nacional proclamada por el expresidente Kirchner, que no confundan a la sociedad y que asuman que lo mejor para recuperar el vínculo con Uruguay es respetar la voluntad de los pueblos, que es que Botnia se vaya”.

Sectores representados
La convocatoria unió a la Iglesia, representada por el obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, al oficialismo con representación de autoridades provinciales y municipales, al PRO con Alfredo De Angeli, a UNEN con Pino Solanas y dirigentes radicales y también a referentes entrerrianos del massismo.

El obispo Lozano elogió la movilización de los vecinos de Gualeguaychú, al indicar que “los resultados si los miramos en un sentido amplio han sido muy buenos en cuanto a la conciencia”, en coincidencia con Pino Solanas, quien manifestó que esta lucha “ha sido el mayor estímulo al desarrollo de una conciencia nacional”.

El senador nacional del PRO y ex asambleísta Alfredo De Angeli adelantó que propuso la formación de un tribunal ambiental del Mercosur para intervenir en este tipo de conflictos, y explicó que “no puede ser que tengamos que ir a La Haya cada vez que hay un problema”.

El ministro de Educación de Entre Ríos, José Eduardo Lauritto, manifestó que “el fallo de La Haya del 20 de abril de 2013 no se cumple porque el gobierno uruguayo no brinda los informes”.

El massismo se hizo presente con los precandidatos a gobernador, el exdiputado nacional bustista Gustavo Zavallo, quien dijo que llegó “para acompañar la constancia, la resistencia”, y el intendente de Villaguay, Adrián Fuertes, quien dijo que “es muy difícil llevar adelante la unidad latinoamericana desde la ilegalidad”, y se comprometió “a obtener una postura clara de Sergio Massa respecto a la pastera”.

Fuente: unoentrerios.com.ar

 

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn