El PRO se consagró la primera fuerza porteña

Larreta venció a Michetti, mientras que Lousteau superó a Ocaña. Recalde, el más votado del FpV. Los ganadores se verán las caras en las generales del 5 de julio.

Con el 72,83% de las mesas escrutadas, Horacio Rodríguez Larreta es el candidato más votado con 28,50% en la general y derrota a Gabriela Michetti (19,02%) en la interna. Así el PRO es el partido más votado con 47,53%, en las elecciones PASO que se realizaron ayer en la ciudad de Buenos Aires. Mientras que al cierre de la edición, Martín Losteau sumaba 17,69% de los votos y ECO se impone como segunda fuerza con 22,11%.

El PRO se consagró la primera fuerza porteñaEn tanto, Mariano Recalde suma 12,33% y el FPV queda como tercera fuerza con 18,75%.

Además de los vencedores de esas internas, podrán participar de las elecciones de julio los candidatos de la izquierda Myriam Bregman y Luis Zamora. Al filo, está Claudio Lozano. Se quedó afuera Guillermo Nielsen, el candidato de Sergio Massa. Y el mediático Ivo Cutzarida.

Horacio Rodríguez Larreta ganó la interna del PRO, y en un búnker macrista exultante, afirmó que lo más importante es que “volvió a ganar el cambio”. Minutos antes, su competidora en la primaria macrista, Gabriela Michetti, había reconocido la derrota.

La senadora fue la primera oradora entre los referentes macristas y le siguió el jefe de Gabinete, mientras que el festejo fue clausurado con las palabras de Mauricio Macri.

“Esta interna en el PRO ha dado a un ganador y yo felicito de corazón a Horacio Rodríguez Larreta y a todo su equipo por el triunfo”, dijo la senadora Michetti. “Ahora el PRO tiene dos desafíos, las elecciones de la Ciudad y poder ganar la presidencia de la Nación con Mauricio Macri”, añadió.

A su turno, Rodríguez Larreta saludó a su contrincante interna “Ella sabe que la quiero y la valoro mucho” y señaló: “Lo más importante es que hoy ganó el PRO. Ganó otra vez el cambio”.

Mauricio Macri
De manera previsible, Mauricio Macri buscó sacar crédito de la victoria de su sello. “Esto que comenzó no se puede parar. El desafío es llevarlo a todo el país”, dijo en una clara alusión a sus aspiraciones de suceder a Cristina Kirchner en el sillón de Rivadavia. “Se siente, se siente, Mauricio presidente”, coreaban sus militantes en el lugar.

Por su parte, Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, tomó el micrófono el Palais Rouge, el salón de Palermo donde ECO hizo base, para aseverar que era ése el segundo frente más votado en la Ciudad, y que Martín Lousteau era el opositor con más sufragios. La acompañaba su socio radical Ernesto Sanz, quien como ella competirá en las elecciones PASO a presidente con Mauricio Macri.

Fuente: nuevodiarioweb.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn