Así lo informó la Armada uruguaya y el secretario de Seguridad, Sergio Berni; los demás ocupantes, de los nueve que viajaban, están internados; la aeronave, de origen argentino, viajaba desde San Fernando hacia Carmelo, en Uruguay; terminaron las tareas de rescate.

La Armada uruguaya confirmó que cinco personas murieron hoy al caer una avioneta privada con nueve personas a bordo -ocho pasajeros y un tripulante- que viajaba desde el Aeropuerto de San Fernando hacia la localidad uruguaya de Carmelo.

Los voceros de la Fuerza Aérea, Álvaro Loureiro, y de la Fuerza Armada, Gastón Jaunsolo, también informaron que murieron cinco personas en el accidente del avión que cayó al río mientras cruzaba de Argentina al Uruguay.

En la aeronave viajaban en total nueve personas: dos fueron rescatadas y llevadas al hospital de San Fernando, en Buenos Aires, con politraumatismos leves; otras dos resultaron heridas de gravedad y fueron llevadas a un hospital de Colonia; cinco murieron en el accidente.

El secretario de Seguridad Sergio Berni después de sobrevolar la zona para monitorear el trabajo de rescate calificó de “grave” el accidente de la avioneta privada que cayó al Río de la Plata. Agregó que “por la niebla había visibilidad cero”. Confirmó los cinco fallecidos, aunque prefirió no dar los nombres porque se están comunicando con los familiares, explicó. Los internados en San Fernando son Santiago Villamil, 37 años, e Ignacio Losa, de 41 años. En Uruguay están Fernando Sánchez, de 35 años, y Paula Buery, 39 años.

En los primeros momentos después del accidente Gastón Jausolo, vocero Armada de Uruguay, había dicho que estaban todos vivos. Con el pasar de los minutos la información fue cambiando. “La información oficial que tenemos nosotros es que se rescataron cuatro personas concientes, tres inconcientes y uno fallecido”, dijo, después el vocero. Luego la propia Armada fue la que confirmó cinco muertos.

Jausolo agregó que la avioneta cayó a 10 kilómetros al sur oeste de Carmelo. El piloto había dado una señal de falla en uno de los motores. “Cuando cayeron llamaron por teléfono informando lo que sucedía y a partir de eso se inició el rescate”, informó. El accidente ocurrió cerca de las 14.

La Agencia Nacional de Aviación Civil Argentina (ANAC) confirmó que la avioneta que cayó al Río de la Plata, en las cercanías de la isla Martín García, es una Beech Super King Air B200 matrícula LV CNT.

El vocero de la Fuerza Aérea Uruguaya, Alvaro Loureiro, había informado que eran 8 ocupantes, una mujer y 7 hombres. Dijo que cuatro tienen estado de conciencia y cuatro inconscientes. Llevaron a dos personas heridas a San Fernando. Allí en el hospital se acercan los primeros familiares a buscar información. Luego se informó acerca del noveno ocupante.

Informó el diario El País, de Uruguay, que estuvieron en el rescate un helicóptero ambulancia Airbus Helicopters AS- 365 Dauphin y también se dirigió hacia la zona un aviocar para trabajar en la búsqueda. Algunos de los tripulantes estaban en el fuselaje del avión y desde allí se realizó el rescate. En San Fernando ambulancias trabajaron al servicio del rescate. La secretaría de Seguridad de la Nación trabajó junto a Policía Federal y Gendarmería en cooperación con las fuerzas uruguayas.

El secretario de seguridad de la Nación, Sergio Berni, no bien sucedió el accidente, dijo: “Todo indicaría que hay sobrevivientes. Estamos abocados a coordinar con las autoridades uruguayas para poder llegar al lugar. Recibimos el mensaje por una embarcacion que vio el accidente y de inmediato pusimos la operación a salvataje”. Luego Berni sobrevoló el lugar.

Federico Bonomi, propietario del avión, dueño de la empresa de ropa Kosiuko, dijo: “Desconozco cuánta gente iba. Es un avión nuevo, de alta confianza. suelen ser más lentos pero son súper seguros y el piloto es súper calificado, es excepcional. Desconozco lo que pudo haber pasado”. El piloto es Leando Larriera. “El piloto para mí era como un hermano. Estoy muy preocupado y desde afuera se hace todo más difícil”.

Fuente: lanacion.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn