La Fiscalía pidió las declaraciones indagatorias por supuesto lavado de dinero de la madre y hermana del fallecido fiscal de la UFI-AMIA, Alberto Nisman, Sara Garfunkel y Sandra Nisman, respectivamente. Fuentes judiciales informaron hoy que el pedido del fiscal federal Juan Pedro Zoni alcanzó, además, al empleado informático Diego Lagomarsino y a Claudio Picón, el empresario que le cedió una camioneta de alta gama a Nisman.

La solicitud fue hecha al juez federal Rodolfo Canicoba Corral, quien el martes pasado ya había adelantado a Radio del Plata que ellos “también” podían “investigar” al entorno de Nisman por blanqueo y cohecho, tal y como, aseguró, lo hace la Justicia de los Estados Unidos.

Citan a indagatoria a la madre y la hermana de Nisman por presunto lavado de dineroEn la mira del fiscal Zoni se encuentran varios bienes atribuidos a Nisman y sus allegados, por ejemplo una cuenta en el banco Merril Lynch de Nueva York, Estados Unidos, terrenos en Uruguay y fideicomisos inmobiliarios en la Ciudad de Buenos Aires.

Lo hizo en el dictamen en el que pidió las declaraciones indagatorias de la madre y la hermana del fiscal Sara Garfunkel y Sandra Nisman, respectivamente, y el especialista informático Diego Lagomarsino, al considerar que la maniobra de lavado habría sido por un total de 10.428.483 pesos.

La ley contra el lavado de activos prevé además de condenas penales, el pago de multas que pueden ir de dos a diez veces el monto de la maniobra, se explicó y por eso el volumen del embargo solicitado.

En el caso del dueño del PalermoPack, el empresario Claudio Picon, se pidió embargarle un vehículo y activos en cuentas bancarias.

Respecto de Sara Garfunkel, se pidió el embargo preventivo sobre un automóvil y sobre la hermana Sandra, el de dos inmuebles.

Sobre Lagomarsino si pidió embargar un vehículo y un inmueble.

Canicoba Corral instruye una causa por impulso de la Unidad de Información Financiera (UIF), a cargo de José Sbatella, por presunta violación de normas bancarias y lavado de dinero en virtud de que Nisman, como Persona Políticamente Expuesta (PEP) por su función de fiscal, debía declarar la cuenta y no lo hizo.

La existencia de esa cuenta en el banco Merril Lynch en Nueva York por un total de más de 600.000 dólares había sido reportada en la causa por la muerte de Nisman por la ex esposa del fiscal, la jueza Sandra Arroyo Salgado.

Los titulares de esa cuenta, destapó Canicoba Corral, son la madre, la hermana y Lagomarsino, que le entregó el arma que dio muerte al funcionario, mientras que Nisman aparecía sólo como apoderado.

Entre los depositantes figuran los empresarios Damián Stefanini -quien permanece desaparecido desde el 17 de octubre de 2014- y Picón, sobre los cuales el juez dijo que “son gente que anda en actividades financieras raras, que por ahí pueden justificar algún dinero en el origen y no en el pago”.

“No se me ocurre por qué concepto Stefanini o (Claudio) Picón le habrían depositados (dinero) al fiscal Nisman”, advirtió el juez.

El fiscal Nisman fue encontrado muerto el 18 de enero con un balazo en la cabeza en su departamento del barrio Puerto Madero, un día antes de ir al Congreso, donde iba ampliar su denuncia por supuesto encubrimiento en la causa AMIA de la presidenta Cristina Fernández y otros funcionarios.

Transcurridos ya más de ocho meses de investigación, la fiscal de instrucción Viviana Fein y la jueza Fabiana Palmaghini aún no han establecido si Nisman se suicidó o murió en alguna otra circunstancia.

Fuente: losandes.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn