El empresario volcó un escrito en su cuenta de Twitter, donde hace un mea culpa por las fotos que se filtraron días atrás, participando de un safari en África. “Pido perdón por haber herido los sentimientos de todo aquel que respeta la vida animal”, dijo

“Cuando nos encontramos en el medio de una tormenta, hay quienes de buena leche te aconsejan: ‘Que todo se calme y después decís tu punto de vista’. También están aquellas personas que te aconsejan: ‘Salí y contá tu verdad’. Si me llamé a silencio durante estos días fue precisamente para madurar una respuesta seria, sentida y pensada“. Así arranca la carta que Matías Garfunkel posteó en las redes sociales, haciendo referencia a las fotos donde participa de una cacería junto a su mujer, Victoria Vannucci.

“Lo primero que quiero hacer es pedir disculpas a toda aquella persona que se haya sentido ofendida por las fotos que se viralizaron desde una cuenta de Twitter que está denunciada en la Justicia, en el marco de la causa por amenazas y violaciones sobre nuestra intimidad, que data de agosto de 2015 y no de diciembre de 2015, como publicaron algunos medios”, aclaró el empresario. “Quiero pedirle disculpas a mi mujer y a mis hijos”.

“Como muchas otras personas, me crié en un ambiente en donde la caza deportiva era un deporte habitual. Mirándolo en forma retrospectiva, me di cuenta que ocasioné muchos daños en el camino, y una vez más pido disculpas”, escribió. Aquellas imágenes provocaron la indignación de muchos famosos.

“Para finalizar, sé que mi mujer está pasando un momento doloroso con su familia. Un golpeador siempre va a ser un golpeador -sostuvo Garfunkel, en referencia al duro testimonio de Vannucci, quien confesó haber sido golpeada por su padre-. Así como yo pido disculpas por haber practicado caza deportiva en su momento, todos aquellos niños que han sido abusados o golpeados por sus padres, merecen que también se les pida perdón. Soy lo suficientemente afortunado de tener una gran mujer a mi lado. Lamentablemente está viviendo cosas que no forman parte de su pelea”.

“En la vida, las etapas se cierran. Este es mi cierre a un círculo perverso que comenzó cuando regresé a la Argentina con intenciones nobles. En el camino me encontré con demasiados cretinos y mucha oscuridad. Ojalá este descargo no sea mal interpretado y ayude a darnos cuenta quiénes son aquellos mafiosos que día a día tienen el poder de arruinar nuestras vidas”.

“Una vez más pido perdón por haber herido los sentimientos de todo aquel que respeta la vida animal. Aprendí. Hoy no soy el mismo de hace seis años. Hoy tengo otros valores y no lo volvería a hacer“, concluyó Garfunkel.

Fuente: infobae.com

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Noticias Relacionadas: