De 4 a 7 no hubo trenes, subtes ni colectivos. También afectó a usuarios de micros y Aeroparque. Prevén que la actividad se normalizará recién a media mañana.

La protesta de 20 sindicatos contra el impuesto a las Ganancias y en reclamo de un plus de fin de año paralizó durante la madrugada el funcionamiento del transporte. Y si bien la protesta terminó a las 7, tal como estaba anunciado, la actividad no se normalizará al menos hasta media mañana. La medida de fuerza afectó el servicio de trenes, colectivos, subtes y también los vuelos.Los reclamos arrancaron a las 4 de la mañana. Entre  esa hora y  las 7 se realizaron asambleas en los puestos de trabajo. Después, cada gremio retomará su actividad, aunque está previsto que se normalicen los servicios recién a media mañana.

En las líneas de trenes, por ejemplo, los maquinistas irán a buscar las formaciones luego de las asambleas. Hasta que lleguen a las terminales y pongan todo en funcionamiento, la suspensión del servicio puede extenderse hasta las 10 de la mañana o hasta cerca del mediodía, dependiendo del gremio. Omar Maturano, de la Fraternidad, explicó ayer que “la prestación quedará normalizada alrededor de las 9”.“Las personas que entren a trabajar desde las 7 a las 9 van a tener problemas con el transporte”, avisó ayer Juan Carlos Schmid, secretario general del sindicato de Bragado y Balizamiento y titular de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), uno de los voceros de la protesta, junto con Pablo Moyano (Camioneros) y Omar Maturano.

En las empresas de trenes y de colectivos había preocupación ayer por la medida de fuerza, pero dejaron la negociación en manos del Gobierno nacional.

Según ejecutivos de líneas que recorren la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, que pidieron no ser mencionados, hubo diálogo cerca del ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, con Roberto Fernández, secretario de la UTA, el sindicato de los choferes, para que la protesta no genere una situación caótica. El sindicalista le aseguró ayer a la agencia DyN que el “servicio de colectivos se normalizará a las 7”.

Los sindicalistas esperaban que la Presidenta hiciera algún anuncio sobre Ganancias antes de ayer, pero esa expectativa no se plasmó. Cristina Fernández reclamó “comprensión a los trabajadores” y argumentó que, en otros países, se está discutiendo “congelar salarios por tres años y una flexibilización laboral”.

El tema se discutirá en las asambleas de los 20 sindicatos que protestarán hoy. También se reclamará por un plus salarial de $4.000 que compense los efectos de la inflación durante este año.

El pedido de un bono de fin de año también está en las provincias: los docentes riojanos reclaman $ 3.000 y los estatales fueguinos también solicitaron una compensación por la inflación.

En el sindicalismo alineado con Hugo Moyano criticaron ayer a la Presidenta. “El gasto social que ella menciona ¿lo tienen que sostener los trabajadores nada más?”, se interrogaron. Los gremios del transporte “seguramente iremos a un paro general si no hay diálogo porque alguien nos tiene que escuchar”, advirtieron en la CGT opositora.

El pago del próximo aguinaldo también engrosará las arcas estatales. El Gobierno tuvo pedidos del sindicalismo oficialista para que exceptuara Ganancias al primer medio aguinaldo, a mediados de año, pero el Poder Ejecutivo no quiso.

En la oposición, el Frente Renovador anunció la semana pasada que pedirá amparos judiciales para que el impuesto no se aplique en diciembre, ya que se “cumplieron los metas de recaudación”, según los legisladores alineados con Sergio Massa.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn