El presidente del Centro de Jubilados de ATE, José Luis Álvarez, criticó las dificultades de los jubilados en la atención de la salud a través del PAMI y dijo que la presencia de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos, que llegó a Junín para tomar denuncias por el cobro de plus, es simplemente “un acto político” que no conducirá a ningún resultado positivo.

“En estos momentos el PAMI está pasando por una etapa difícil, con una empresa elefántica y millonaria que maneja el séptimo presupuesto del país con 45 mil millones de pesos, y De Césari hizo incrementar los empleados de 10.700 a más de 20.000, con lo cual introdujo la política dentro de la obra social”, analizó el dirigente de los jubilados.

A la vez, remarcó que “esto también está acompañado por un cada vez peor servicio en algunos sectores, como puede ser específicamente algunas localidades”.

“Nosotros hacemos reuniones seccionales y vemos cómo se está deteriorando cada vez el servicio. Vemos que vinieron auditores para que se presenten denuncias, pero creemos que esto quedará en nada, porque al PAMI solamente le interesa recaudar y brindar un poco de servicios con el importante presupuesto que tienen”, agregó.

Según Álvarez, “en vez de tomar tanto personal, se requiere que se sumen profesionales que es lo que se necesita. Hay que tener mayor cantidad de asistentes sociales y médicos por la gran cantidad de jubilados”.

Cobro de plus
Hace unas semanas, personal de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos (UFID), perteneciente al Ministerio Público Fiscal de la Nación, se encuentra en Junín tomando denuncias anónimas de afiliados de PAMI que hayan sido víctimas del cobro ilegal de plus por parte de médicos locales.

“Esta presentación de denuncias son actos políticos, para que la gente crea que se está haciendo algo”, opinó Álvarez.

El dirigente de ATE aseguró que “otra estafa más a los jubilados es el nuevo desvío de fondos de Anses, de 835 millones de pesos, para otras necesidades que no son las de la tercera edad. Para el Gobierno estamos tan bien que atravesamos la mejor situación, cuando somos los más afectados por la recesión”.

Traumatólogos
Por otra parte, Álvarez confirmó que hay dificultades en la atención de traumatólogos en centros asistenciales privados a través de la obra social. Sobre este tema, anunció que “tenemos una reunión pendiente con el director regional de nuestra Sección porque vemos que no hay soluciones, y si se insiste en llevar a los jubilados al Hospital, va a colapsar este centro asistencial”.

“Se ha llegado al sistema de enseguida derivar, con un ejemplo claro de lo que sucede en Luján, cuyos afiliados deben trasladarse a Mercedes”, agregó.

Fuente: laverdadonline.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn