El cuerpo del fiscal que investigó la causa AMIA fue acompañado por familiares y allegados, en medio de aplausos y pedidos de justicia.

Luego de varias horas de velatorio en una casa del barrio porteño de Núñez, donde desde ayer a la tarde se vivieron escenas de dolor y de fuertes críticas al Gobierno, el cortejo fúnebre que trasladó los restos del fiscal Alberto Nisman llegó hasta el cementerio de La Tablada, donde tiene lugar un importante acto con referentes intelectuales.

El traslado desde la sala velatoria en el barrio porteño de Núñez comenzó a las 9.45, en medio del apoyo de unas 200 personas que se acercaron hasta el lugar. Hubo importante operativo de seguridad de la Policía Federal.

Los primeros metros del cortejo estuvieron marcados por los pedidos de justicia de los vecinos que se acercaron hasta el lugar. “¡Argentina, Argentina!” y “¡Nisman, presente!” fueron los cánticos que más se escucharon en el lugar.

El mismo clima se vivió en la puerta de La Tablada. Un fuerte aplauso se escuchó en la los alrededores del predio ubicado en el partido bonaerense de La Matanza. El vehículo que llevó los restos del fiscal ingresó al cementerio minutos después de las 11.

EL ENTIERRO
La ceremonia en el cementerio judío de La Tablada estará a cargo del rabino Marcelo Polakoff, quien ayer estuvo presente en la sala velatoria de la calle O’ Higgins al 2800.

Durante el entierro se espera también la participación, como oradores, del vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff y del escritor y filósofo Santiago Kovadloff, entre otros.

VELAS, FLORES Y CARTELES
La jornada de ayer estuvo marcada pro el dolor de los familiares del fiscal que investigaba la causa AMIA, pero también por la indignación de algunos vecinos ante la falta de respuestas por la misteriosa muerte de Nisman. Los momentos más tensos se dieron cuando arribó al lugar la procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó.

Fue el momento más tenso de la jornada. La gente comenzó a insultarla y a gritarle “asesina”. El enojo con la jefa de los fiscales se puso de manifiesto en los gritos y golpes en los vidrios del auto en el que llegó.

Unos minutos antes ya había ocurrido el primer incidente. Un empleado llegó con una inmensa corona de flores blancas. Algunos de los presentes leyeron la cinta que decía “Ministerio Público Fiscal” e inmediatamente la arrancaron y pisotearon. Luego de que otras personas, que también rendían su homenaje a Nisman, pidieran tranquilidad, la cinta fue entregada a un policía.

LA MUERTE DE NISMAN
El fiscal Nisman fue hallado muerto en su departamento de la torre Le Parc, en Puerto Madero, el pasado domingo 18. Tenía previsto comparecer el día siguiente ante el Congreso, luego de haber denunciado por “encubrimiento” a Irán por parte de la presidenta Cristina Kirchner y varios funcionarios y dirigentes oficialistas. La causa por su muerte es investigada por la fiscal Viviana Fein y la jueza Fabiana Palmaghini y hasta el momento sólo está imputado Diego Lagomarsino, colaborador del fiscal, dueño del arma de donde salió el disparo que acabó con la vida de Nisman.

Fuente: lanacion.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn