La familia de los Nara entró en crisis con la escandalosa separación de Nora y Andrés.

La madre de las modelos acusó a su exmarido de violento, infiel y moroso. Tras el enfrentamiento de la expareja, las hijas se abroquelaron detrás de la madre. A su vez, la aparición de Carina, la nueva pareja de Andrés, profundizó la grieta.

La verdad sobre la feroz pelea de Wanda y Zaira contra Andrés Nara

La semana pasada, mientras el padre discutía con Cinthia Fernández en un móvil, Wanda, indignada por lo que escuchaba, le envió un duro mensaje exigiéndole que no se “cuelgue” más de sus hijas para promocionar a a su novia.

Wanda está enfurecida con su padre, como ya lo había expresado en las redes, porque siente que él defiende a su ex porque le tiene bronca a ella. En el medio de todo esto, hubo problemas económicos, por ejemplo en la venta de la casa que don Nara les recomendó comprar a su hija y López. De esa transacción, hay una suma de dinero que nunca fue saldada con la pareja. Los que los conocen aseguran que la relación entre Lopez y Nara sólo tiene una justificación económica, que inclusive incluiría transferencias de dinero del jugador a su exsuegro. Y ése sería el motivo primordial de la defensa. Una vez casada Wanda con Mauro Icardi, ese ingreso de dinero se cortó.

Sin embargo, Andrés justifica esa defensa por tratarse del padre de sus nietos, sin importarle la postura de su hija, que tiene una disputa judicial con su ex, también ignorando que Mauro es padre de su pequeña nieta Francesca.

“Siempre se reía de la gente que sale en la tele como el papá de Cirio, ¿y ahora él qué hace?”, dicen indignadas sus hijas, que cortaron comunicación con su padre. De hecho, el progenitor todavía no conoce a la pareja de Zaira ni pudo disfrutar de su primer embarazo. La modelo Paula Chaves, cuando nombra a la dupla en televisión, evita nombrar como “Carinara” a la cantante, porque se solidariza con el enojo de su amiga Zaira.

Las hijas le recriminan la crueldad de promocionarse hablando de ellas sin siquiera sensibilizarse ante sus embarazos.

En un momento, Wanda se cansó de la relación comercial entre Nara y López, y le prohibió a su entonces marido tener relación con su padre, tras la escandalosa venta de tres autos con problemas: uno de ellos estaba fundido. Por supuesto, Andrés niega todas estas situaciones y dice que la madre les llena la cabeza porque está celosa de Carinara. Días atrás, Wanda terminó de saldar una deuda de de estas transacciones irregulares por la suma de 200 mil pesos.

Mientras tanto, la señora de Icardi sigue en la lucha contra su ex, por ejemplo con una deuda de 4 meses en el colegio de los tres hijos. Esto sumado a la deuda por alimentos.

Una guerra que parece no tener final. Y que cada vez suma más contendientes.

Fuente: Ciudad.com.ar

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn