El titular de la entidad, Juan Carlos Fábrega, aseguró que “si los precios se ubican por debajo del 2 por ciento, vamos a bajar las tasas”. “La evolución de los precios marcan el carril para que nosotros hagamos el camino de la tasa de interés“, enfatizó el titular de la autoridad monetaria durante un almuerzo organizado por el Consejo Interamericano del Comercio y la Producción (CICYP).
Además, y para salir al cruce de las versiones sobre su alejamiento del cargo por diferencias con el ministro de Economía, Axel Kicillof, Fábrega remarcó que la política que lleva adelante la entidad que encabeza “es una tarea coordinada con el ministerio de Economía y la Presidencia”.

Ante más de un centenar de empresarios el funcionario aseguró también que la Argentina necesita resolver “aspectos externos”, como la deuda con el Club de París y el litigio con los holdouts, para poder recibir “inversiones con financiamiento privado”, aunque no hizo referencias a las cuestiones fiscales que generan la emisión.

En materia de reservas, el responsable de la autoridad monetaria estimó que se ubicarán “en torno a los 28 mil millones de dólares” hacia fin de año y sostuvo que la devaluación que se hizo en enero fue para “devolverle la competitividad al sector externo”.

Respecto de la baja de tasas y tras destacar como uno de los logros llevados adelante por el Gobierno desde enero la instrumentación del índice de precios al consumidor nacional urbano (IPCNU), el jefe del BCRA vinculó su evolución con la de los precios.

En cuanto a eventuales bajas de tasas puntualizó que “hay una reducción en las mediciones de precios”, que en abril, según las cifras oficiales fue de 1,8 por ciento y “vamos a ir acompañando”, reiteró, esa tendencia a la baja.

Fábrega expresó que la suba de tasas que aplicó el Gobierno fue “para favorecer el ahorro nacional” y que “esto permitió una absorción de casi 60 mil millones de pesos“, con “un crecimiento de 16,6 por ciento en los depósitos a plazo fijo.

Consultado si la suba de tasas podía afectar el nivel de actividad, el funcionario indicó que “la actividad va a tender a recuperarse“, favorecida por el aumento del consumo, que se va a dar por las mejoras salariales producto de las paritarias, y por otras herramientas impulsadas por el BCRA como los créditos a las PYME”.

En ese sentido, señaló que “se colocaron 7.500 millones de pesos para las PYME a una tasa de 17,5 por ciento” y recordó que “en 2012 las PYME recibían 28 por ciento del financiamiento y hoy reciben 39 por ciento“.

En cuanto a la necesidad de inversiones para la economía, Fábrega indicó que “la Argentina necesita ir resolviendo aspectos externos que permitan que lleguen inversiones con financiamiento privado”.

Por otro lado, y en lo que respecta a las reservas, recordó que “en enero cayeron en alrededor de 2.800 millones de dólares“, pero que “desde abril logramos equilibrarlas” y desde comienzos del mes pasado a la fecha “logramos incrementarlas en más de 1.500 millones de dólares“.

Tras enfatizar que “el BCRA no tiene compromisos externos de ningún tipo”, estimó que para fin de año las reservas “se van a estabilizar en torno a los 28 mil millones de dólares“.

“Como consecuencia de la devaluación es que pudimos equilibrar las reservas y el tipo de cambio”, señaló el titular del BCRA, quien sostuvo que “la liquidez del sistema financiero llega a 35,7 por ciento“, mientras que el nivel de morosidad en lo créditos es de 1,9 por ciento.

Fuente: minutouno.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn