Por el efecto negativo de la inflación y de la falta de actualización de Ganancias, este año los trabajadores alcanzados por ese impuesto perderán entre $ 19.500 y casi $ 42.000 para los ingresos más elevados.

Por el efecto negativo de la inflación y de la falta de actualización de Ganancias, este año los trabajadores alcanzados por ese impuesto perderán entre $ 19.500 y casi $ 42.000 para los ingresos más elevados. Estas cifras cobran relevancia cuando distintos gremios plantean cobrar un plus o bono de fin de año. Todo esto pasa porque en el año los trabajadores tuvieron aumentos de entre el 28 y 32% mientras la inflación ronda el 40% y se mantuvieron congelados el mínimo no imponible y las escalas sobre las que se aplican las alícuotas.

Para el IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal) un trabajador casado con 2 hijos, que en 2013 tuvo un sueldo bruto de $ 16.000 y en 2014 recibió un aumento salarial del 30%, el descuento por Ganancias, que fue acaparado por la AFIP, saltó del 3,9 al 6,5% del salario de bolsillo. Si a Ganancias se le suma la incidencia de la inflación, según IARAF, “la caída en el salario real disponible se ubicaría entre un – 8.5% y un -13,7%, según los ingresos y el incremento salarial recibido en 2014”

Ante esta pérdida, IARAF asegura “que el monto adicional anual que deberían recibir los trabajadores para mantener el poder adquisitivo del salario en el 2013, va desde los $19.500 a casi $42.000”.

Fuente: ieco.clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn