El gremio de los bancarios desafió a las entidades financieras que el fin de semana abran sus puertas por el blanqueo.

El titular de la organización, , advirtió que impedirá el ingreso a las sucursales pertenecientes al HSBC, dispuesta para el sábado y domingo, para atender a clientes interesados en el sinceramiento fiscal impulsado por el Gobierno.

“Si quiere abrir (el HSBC), que sepa que estoy convocando a que nos congreguemos en La Bancaria para impedirle la apertura en cada una de las casas”, adelantó.

La entidad es una de las que ofrecerá atención al público el fin de semana en sus 23 sucursales.

El próximo lunes vencerá el plazo para la apertura de cuentas destinadas al blanqueo de dinero en efectivo que, hasta este viernes habría totalizado u$s 4.500 millones.

El gremio lanzó la advertencia contra el banco en un acto que encabezó este viernes en microcentro luego de realizar un paro de 24 horas en todo el país.

Voceros de las entidades indicaron por su lado que a raíz de la protesta no se registró atención al público si bien la mayoría de los empleados estuvo dentro de las oficinas.

iProfesional se contactó con el gremio para averiguar la modalidad de los reclamos pero sus integrantes prefirieron no emitir declaraciones.
En su discurso, Palazzo dijo que el fin de semana no abrirán los bancos públicos ni la banca especializada, ni la nacional de capital privado, nucleada en ADEBA, con cuyos directivos se reunió el jueves por la noche. Por la presión sindical, algunas entidades optaron por canalizar las gestiones a través de Internet.

El Banco Macro les avisó a sus clientes que el fin de semana podrán abrir cuentas vía homebanking.
Lo mismo hará el Banco Galicia entre las 7 y las 21 horas hasta 31 de octubre. Hasta el momento lleva registradas 17.986.
Sin embargo, según pudo saber iProfesional, el HSBC abrirá sus puertas este sábado –de 10 a 13  horas- para permitirle a sus clientes completar sus trámites vinculados con el régimen, aunque solamente concurriría el personal jerárquico.
Del mismo modo, las entidades financieras vinculadas al Grupo Petersen, los bancos Santa Cruz, San Juan, Santa Fe y de Entre Ríos, también atenderán a quienes estén interesados en declarar bienes o dinero en el país.
En el marco del paro, Palazzo criticó con dureza al HSBC, que en 2014 quedó envuelto en un escándalo internacional por la supuesta existencia de 4.040 cuentas no declaradas de personas argentinas en Suiza por un monto cercano a los u$s3.000 millones, según la denuncia que hizo en su momento la AFIP.
“En lugar de abrir sucursarles, abran los registros y explíquenle a los argentinos los cientos y miles de cuentas que abrieron para fugar la plata de este país”, disparó el viernes el dirigente bancario.
En la última semana, el sector financiero registró un fuerte incremento en las consultas y pedidos de asesoramiento para exteriorizar activos o dinero sin declarar.”Todos los bancos tuvieron requerimientos. Por eso fue la propuesta de abrir el sábado, tiene que ver con fecha límite. Hubo una afluencia enorme“, explicó un directivo de un banco privado a este medio.
El cierre de la primera etapa del blanqueo llega en un momento de conflicto entre La Bancaria y el Ministerio de Trabajo por la reapertura de la paritaria.
De este modo, quedará solamente el próximo lunes para abrir las cuentas tendientes a sincerar dinero en efectivo, si bien habrá plazo hasta el 21 de noviembre para efectuar los depósitos en “cash”.
Todo el blanqueo vence el próximo 31 de marzo con la declaración de inmuebles, activos en bancos, créditos y participaciones en sociedades del exterior.
Según fuentes del sector el régimen podría finalizar con la cifra de u$s60.000 millones. Algunos banqueros coinciden con este monto.
Gabriel Martino, número uno del HSBC, se muestra optimista con el programa oficial: “Sigo pensando que el blanqueo va a ser muy positivo y que, como mínimo, entrarán u$s60.000 millones”.

Jorge Brito, presidente del Banco Macro y vicepresidente de ADEBA, coincide: “Va a estar por encima de los u$s60.000 millones”.

En su visión, “el monto más importante va a venir desde el exterior“, ya que “los argentinos dejamos todo para último momento”.

El influyente economista Mario Blejer es más escéptico y hace referencia a unos u$s30.000 millones.

Prat Gay, en tanto, busca bajar las expectativas para, en una segunda etapa, mostrar el éxito del plan. Acorde con esa estrategia, se muestra como uno de los más conservadores: dejó trascender una cifra modesta de u$s20.000 millones.

Sube la tensión
El sindicato bancario adelantó que el miércoles próximo definirá medidas más duras, si no tiene una respuesta por parte del Ministerio de Trabajo, que es el encargado de convocar a las partes para reabrir la negociación.
“Si el gobierno decide no convocarnos a la reapertura, no vamos a ir discutir un adelanto por el trimestre, vamos a discutir la paritaria (2017) en diciembre, que es un mes caliente en la Argentina”, advirtió Palazzo.
En los últimos días, el dirigente le exigió a la CGT ir a un paro general, en medio de la negociación de un bono desde $2.000 para el sector privado que se llevó adelante en la denominada mesa de diálogo junto al Gobierno y empresarios.
“A nosotros el poder no nos compra con un bono”, desafió el viernes el sindicalista. Palazzo hizo estas declaraciones en el marco del protesta que este viernes tuvo un alto acatamiento y dejó sin atención al público de los bancos públicos y privados de todo el país.
La medida de fuerza podría traer aparejada la escasez de billetes en algunos cajeros ubicados en puntos de alta concurrencia de público, como las peatonales de las ciudades y en los shoppings.

Palazzo se refirió a la posibilidad de que falte dinero en las máquinas durante el fin de semana.

Fuentes del Banco Central habían informado el jueves por la noche a iProfesional que “la atención dependerá de la zona, si bien en los cajeros no va a haber problema”.

En su discurso ante los trabajadores, Palazzo responsabilizó el viernes por la huelga al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, al afirmar que la protesta nacional de ninguna manera “hubiese existido” si el funcionario “hubiera cumplido su función”.

El dirigente gremial precisó que los bancarios elevaron “seis reclamos de reapertura de las paritarias y nunca fueron convocados” por la cartera laboral.

En tanto, sostuvo que la organización adoptó “medidas parciales y movilizaciones en un intento de perjudicar lo menos posible”, si bien luego de un mes y medio “era insostenible no llamar a un paro”.

El gremio planteó por primera vez la necesidad de reabrir las negociaciones colectivas el 22 de septiembre último.

Fuente: iprofesional.com

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Noticias Relacionadas: