Confiados en que se está revirtiendo la recesión y en medio de fuertes negociaciones con gremios y organizaciones sociales por un bono, en el Gobierno descartan conflictos sociales a fin de año. Fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien desestimó hoy problemas en el primer diciembre completo de la gestión de Mauricio Macri.

“No hay razones para pensar que en diciembre pueda haber problemas estructurales”, aseguró en una entrevista el ministro coordinador. Días atrás, quien había echado por tierra la posibilidad de un estallido social a fin de año había sido la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

“Ya pasó lo peor”, sostuvo Peña en un reportaje que publica hoy el diario La Gaceta de Tucumán, donde además dijo que la Argentina “está viviendo un clima de paz” y que “las cosas van a mejorar con mucho diálogo entre políticos, sindicalistas y empresarios”.

Expresó, sin embargo, que “pueden haber algunos focos, como siempre los hay, como todos los días”, pero subrayó que “las cosas van a estar bien y no hay razones para estar preocupados”.

“Pasó lo más difícil, pero creo que aún falta mucho. Hablamos de niveles de pobreza, de desigualdad y de falta de trabajo. Pero cada día es más claro que no estamos entrando en una crisis, sino que estamos saliendo de ella, mejorando la realidad económica y sentando las bases para crecer”, agregó Peña.

Y ante las críticas de la ex presidenta Cristina Kirchner de que el macrismo está “sobreendeudando el país”, respondió: “La deuda social, en infraestructura y en materia institucional que nos dejaron fue enorme. Nosotros estamos trabajando para poder saldarla. Hay que alejarse de los fundamentalismos”.

Fuente: lanacion.com.ar

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Noticias Relacionadas: