Por primera vez, la movida se realizará en simultáneo con Colombia. Buscan juntar hoy 65 millones y superar así la marca del Guinness 2013, en manos colombianas. Las reciclarán y venderán para financiar un centro oncológico. Hoy, con la ayuda de todos, un sueño para ayudar a los chicos puede hacerse realidad.

La Fundación Garrahan y su par colombiana Sanar buscarán superar el récord Guinness del programa Tapitas Solidarias, la campaña que recopila tapitas de plástico en Capital y todo el país, que la Fundación luego vende para destinar el dinero recaudado a inversiones. En este caso, se intentará superar las 156 toneladas que se reunieron el año pasado en, justamente, Colombia. Y los recursos que se consigan irán a la construcción del nuevo Centro de Atención Integral del Paciente Oncológico del Hospital Garrahan. En la actualidad, el 30 % de los chicos del país con cáncer se atienden en esta institución.

Esta vez, el evento también se hará en Colombia, con el lema “Latinoamérica unida por la salud de los niños en busca de un Guinness World Records”. De hecho, se realizará en simultáneo en cinco ciudades argentinas y tres de ese país. En Buenos Aires, la movida incluirá diversos shows –desde juegos hasta 100% lucha y la murga Pasión Quemera– en Amancio Alcorta 2690 entre las 10 y las 18, y el cierre será con un recital de Patricia Sosa.

“Tapitas Solidarias será un evento único: es la primera vez que encaramos algo en conjunto con otro país. Es Colombia porque ya habían hecho una campaña inspirada en la que hicimos en 2011 y lograron una gran movilización”, explicó a Clarín la coordinadora del Programa de Reciclado de Fundación Garrahan, Patricia Gavilán.

Sucede que la Fundación Garrahan consiguió el primer récord mundial de tapitas en 2011, al juntar 91 toneladas. Y el año pasado la Fundación Sanar llegó a 156. Ahora, juntas, deben superar ese número. Hace falta reunir, entre argentinos y colombianos, 65 millones de tapitas, lo que equivale a un Obelisco lleno de ellas, según estimaron los organizadores.

Fernando Matera, presidente de la Fundación Garrahan, destacó el trabajo entre los dos países: “Por primera vez, en Latinoamérica, dos entidades que consiguieron un mismo Guinness World Records, en lugar de competir, suman sus esfuerzos: las dos se juntarán con el objetivo de generar unidad y trabajo solidario por los niños de Latinoamérica, y el medio ambiente”.

Para colaborar, hay que acercar las tapitas de gaseosas, aguas u otras bebidas a todos los puntos de recolección del país, que se pueden consultar en la página web www.vaporlospibes.org.ar.

Hoy se juntarán las tapitas en Amancio Alcorta 2690, a metros del Estadio de Huracán; en Cipolletti, Río Negro; la ciudad de Formosa; Paso de los Libres, Corrientes, y Ushuaia, Tierra del Fuego (ver Dónde colaborar). Y en Colombia se sumarán espacios de Bogotá, Bucaramanga y Pereira. En cada uno de los países habrá un juez del Guinness World Records “para que el compromiso y todos los gestos de solidaridad queden registrados”.

“Necesitamos que la gente venga durante todo el día, que nos acompañen muchos. Es muy importante que participemos. Sabemos que todos los que estaremos armando esta jornada nos vamos a sentir orgullosos cuando veamos que el centro de salud que se está construyendo tuvo el aporte del dinero recaudado con esta gran campaña. Con el tiempo, el esfuerzo quedará representado. Participar es un gesto de amor”, señaló Gavilán.

Inaugurada en 1988, la Fundación Garrahan fue creada para dar apoyo a las actividades asistenciales, docentes y de investigación que el Garrahan extiende a distintas regiones del país. Da “especial atención a las necesidades sociales y emocionales de los pequeños pacientes y sus familias, a través de distintos programas que articulan la participación comunitaria”, indican en la institución. Ahora la meta es clara: sumar este récord para avanzar con la megaobra que están levantando en el predio del Hospital, donde habilitarán el nuevo Centro de Atención del Paciente Oncológico, que tendrá 7.200 metros cuadrados, dispuestos en tres pisos, y prevén terminar a mediados de 2015.

“La donación de tapitas nos sorprende todo el tiempo –confiesa Gavilán–. Sentimos que con este programa estamos educando: millones de personas entendieron qué es reciclar y muchos chicos saben de qué se trata la solidaridad también por esto”. Gavilán agrega: “Ubicar el valor de ayudar al otro en un chico que recién empieza a socializar nos llena de orgullo, y además nunca imaginamos la enorme respuesta de la comunidad. Poder ayudar a que la gente piense en todo esto antes de tirar una tapita es muy motivador”.

Fuente: misionesonline.net

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn