Ante 1872 intendentes y jefes de comunas, en un encuentro que el Gobierno calificó como “inédito”, el Presidente indicó que busca “trabajar codo a codo con cada gobernador y cada intendente”, sin distinción de colores partidarios, y aseguró que el diálogo no lo hace “con fines electorales”. También volvió a referirse al índice de pobreza, dijo que esos números “son claros y dolorosos” y admitió: “Estamos lejos de pobreza cero”.

En el primer encuentro nacional de intendentes, organizado por el Gobierno en Tecnópolis, Macri agradeció a los jefes comunales de distintos signos políticos que acudieron a la cita. Aún en el Ministerio del Interior, donde el ministro Rogelio Frigerio y el subsecretario de Asuntos Municipales Lucas Delfino se encargaron de la coordinar la convocatoria, lucían sorprendidos por el alto porcentaje de asistencia: se extendieron 2.337 invitaciones.

En efecto, en el auditorio acompañaron a Macri intendentes de todos los sectores. Y, si bien los de Cambiemos como el porteño Horacio Rodríguez Larreta y Jorge Macri (Vicente López) oficiaron de anfitriones, más de la mitad de los presentes lograron sus actuales mandatos con la boleta del FPV, que llevaba la fórmula presidencial Daniel Scioli-Carlos Zannini.

Macri reunió a 1.872 intendentes: "El diálogo no lo hacemos con fines electorales"Para Frigerio, que calificó como “inédito” el encuentro, la clave del éxito de la convocatoria estuvo en la apertura que mostró el Presidente desde que asumió. “En estos meses recibimos a 1.997 intendentes”, expuso.

En su discurso de apertura, Macri destacó que “este Gobierno ya recorrió toda la Argentina hablando con dirigentes de todos los partidos”. “Para nosotros de eso se trata la democracia”, subrayó.

A sabiendas de la presencia de muchos peronistas que confluyeron en el kirchnerismo durante la última década y en un intento por diferenciarse de Cristina Kirchner, Macri pidió “un país con menos monólogo y más diálogo, con menos enfrentamientos y más consensos” y lanzó un guiño hacia los mandatarios: “Sus agendas son nuestras agendas, sus objetivos son nuestros objetivos”.

Fue, además, una señal para los gobernadores peronistas, a los que el Gobierno busca convencer de que den luz verde a sus legisladores para apoyar al bloque de Cambiemos en la aprobación de la Ley de Presupuesto: aunque ningún funcionario lo dirá -al menos por ahora- en voz alta, el mensaje es que la Casa Rosada puede también hablar directamente con los intendentes y “descentralizar” fondos y obras. Un método similar al que supo realizar el cristinismo. Tal como publicó Clarín ayer, el Gobierno ya dispuso enviar 3 mil millones a los municipios.

“Es una etapa que inaugura nuevos tiempos para los gobiernos locales. Después de mucho tiempo hay un Gobierno que quiere trabajar codo a codo con cada gobernador y cada intendente. Y cuando digo cada intendente digo sin importar los colores politicos”, destacó Macri, quien a su vez consideró que clave “construir un país verdaderamente federal”. “El diálogo -concluyó el jefe de Estado- no lo hacemos con un fin electoral o partidario”.

Acompañado también por el jefe de Gabinete Marcos Peña, el Presidente no esquivó hablar sobre la pobreza, tras la difusión de los datos del INDeC, que reflejaron que uno de cada tres argentinos está por debajo de la línea de pobreza. “Caminemos juntos hacia pobreza cero. Sabemos que estamos lejos, los números que vimos los otros días son claros y dolorosos”, admitió.

Fuente: clarin.com

Noticias Relacionadas:

Compartir no cuesta nada...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn